O cómo la memoria, los recuerdos y los sistemas de defensa que tenemos puede alterar nuestra realidad para defendernos.

Emma es una pequeña que ha fuerza del constante rechazo de su padre ha creado un amigo imaginario, Arthur, por lo que rápidamente es llevada a un psicólogo infantil para ayudarla. En la edad adulta ya, Emma es psicóloga y durante un congreso, es salvajemente violada, o eso piensa ella, ya que no sólo hay rastros de esa violencia, sino que ocurre en una habitación de hotel que no existe…. qué le ha pasado realmente a Emma…?

Magistral, como siempre, Sebastian Fitzek da la vuelta a todas las tuercas inimaginables para sorprender al lector.

Con unos personajes comedidos a la par que violentos, agresivos pero comedidos, donde te hace dudar hasta el último capítulo.

La narrativa es ligera, cargada de acción, intriga y maldad, sin extremos, como es la costumbre del escritor.

Sin duda, un libro muy recomendable para los amantes del género policíaco, de la novela negra y el thriller.

Te impregna de los estamos anímicos de la protagonista a cada minuto, por lo que se te hace asfixiante y agobiante, por lo que el frío de la nieve hasta nos da un respiro y nos espabila del encierro químico de Emma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.