O como el mundo se va a la mierda con enjambres de infectados que sólo quieren comer humanos.

En un edificio monopolizado por la venta de drogas y lleno de tipos malos, rudos, duros y armados hasta los dientes, es sorprendido por la policía en un dispositivo antidroga para detenerlos. Un fuerte forcejeo y tiroteo hace que los polis pierdan el control y sean dominados y detenidos por los traficantes, cuando las cosas ya están demasiada claras para la ejecución de los policías, estas intenciones se ven frustradas y alteradas por una horda de zombies infectados que inundan el edificio y tanto la operación antidroga como el querer acabar con los policías se convierte en una operación para salvar la vida y por parte de la justicia, querer matar a la vez a los traficantes.

Es de las pocas películas en las que he pasado mucho mucho miedo y ansiedad, y de las pocas en las que miraba y veías al público encogido en sus asientos, con los ojos tapados y gestos de estar pasando miedo y jodidillos.

Los efectos especiales, la caracterización de los infectados, la gran cantidad de infectados, que la historia se desarrolle en un edificio transmite la sensación de angustia y claustrofobia, la amplificación continua de los rugidos de los infectados, los gritos continuos, la escucha durante toda la película de los gritos y de los rugidos ayudan a transmitir esta sensación vertiginosa, de miedo, angustia y la sensación de estar totalmente rodeados de ellos y una falta total de esperanza y gran desesperación.

La interpretación pues no está mal en los protagonistas principales y en los secundarios reguleros, por eso son los que antes son devorados.

El final puede llegar a dar a entender a una secuela o al contrario, a una precuela explicando cómo se originaron y se dispersaron, po no sé si lo que quiere es que predomine la justicia o la moral ante todo y sin importar las circunstancias, pero es el final que se decidió claro.

Pelicula altamente recomendable, tenéis que verla puesto que esta SÍ que es la pelicula para pasar miedo, angustia y ansia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.