O como somos peores que la mala gente cuando se trata de nuestra supervivencia en grupo.

Nueva York en la actualidad, de repente y sin saber quién o por qué, es atacada, fusilada, bombardeada por cientos de enemigos y la gente corre a salvar sus vidas donde puedan. Un grupo de supervivientes se refugia en el sótano y vivienda de un casero de un edificio. Las puertas de salida están bloqueadas y fuera sólo hay destrucción y experimentación con la persona que sea capturada. Huir es casi imposible pero la convivencia, la falta de suministros y el poder por éstos hacen del grupo una auténtica manada de animales, violencia, humillaciones, sinsentidos de poder, la supervivencia es lo que prima ante todo y ante todos.

No deja de ser una película más sobre el Apocalipsis pero enfocada de una manera diferente, ya que se centra en la supervivencia y convivencia del grupo de humanos que se «salvan», tema en el que se basa el film realmente, sólo hay una pequeña escena donde se dejan ver a los enemigos y están protegidos por trajes de contención por radican, por lo tanto nunca se crea un claro enemigo, aunque sirve para descartar un ataque alienígena, por lo tanto el enemigo puede ser cualquiera y os guía al grupo que es lo importante.

El grupo empieza con unas mínimas normas de racionamiento de las provisiones que fácilmente escasearán, por lo que se os podéis imaginar la lucha brutal por la supervivencia. La división en dos grupo, (de ahí el nombre de la película, Divide) el de los que dominan y los dominados, los que brutalmente controlan el escaso suministro de víveres y los que han de aceptar las vejaciones y las decadentes y salvajes peticiones a cambio de la supervivencia.

Espectacular cómo se transforma y degrada el personaje interpretado por Rossana Arquette, así como llegas a odiar hasta la muerte al personaje de Josh (Milo Ventiniglia) y su aliado en el reinado del poder. El personaje central creo que cobra protagonismo a más de la mitad del film cuando podrían haberle sacado más partido ante la valentía que demuestra al final.

Es sin duda una demostración de las reacciones humanas ante tremendas pruebas como puede ser la supervivencia y la lucha contra elementos desconocidos. Es un film cruel, violento, sin escrúpulos, que demuestra cómo es la raza humana sin lugar a dudas.

Sin duda una película imprescindible para ver, disfrutarla, odiarla y sufrirla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.