O cómo el cazador debe ser cazado.

Una pareja que se dedica a la turbulenta vida de contrabando de drogas y falsificación de matrículas, es de pronto descubierto por su vecino, un vecino con actitud claramente amenazadora pero él también oculta un retorcido modo de vida.

Thriller lleno de tensión, violencia y acción.
Aunque empieza muy floja y lenta, de pronto cambia y entra en escena la verdadera esencia de la película. Aunque no inventa nada nueva, muestra una nueva perspectiva a tintes como La Ventana de Hitchcock.
Muy bien pensado el circuito que han de hacer los protagonistas añadiendo cada ve más tensión. Aunque cuenta con escenas que no cuentan nada o cuentan cosas que no aportan nada, en seguida te olvidarás de lo insustancial para centrarte en la supervivencia de los personajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.