O cómo has de aprender a vivir en silencio y sin hacer ningún tipo de ruido para poder sobrevivir.

Nos encontramos en un presente dominado por el silencio, no se puede hacer ningún ruido sino unos horribles monstruos te comerán, tal cual, escucharán el ruido y velozmente vendrán a por ti. Esta es la historia de una familia que trata de sobrevivir en este nuevo mundo rodeado de peligros en el que no puedes hacer ningún ruido… el problema se agravará en el momento que la madre tenga que dar a luz el bebé que lleva…

Una idea original y bien plasmada, no se centra ni en los orígenes de los monstruos, ni en por qué han venido, para qué o cómo…, sino en cómo se ha de lidiar en el día a día con el problema de no hacer ruido, de cómo comer, limpiarse, recolectar, o hacer la vida diaria sin nada, absolutamente nada de ruido.

La actuación de los niños me parece muy buena, nada sobre actuada, muy expresivos, incluso muy expresivos y comunicativos gestualmente, sin apenas palabras, lo mucho que dicen y transmiten.

La interpeteación de él, de John Krasinski me parece buena, siempre con la cara de concentración, preocupación, esperanza y desaliento al mismo tiempo.

En cambio, la interpretación de Emily Blunt en papel de la madre, me parece algo más flojo, quizás más contenido, no me da la sensación de tanta preocupación como él, aunque en el momento del parto con el bicho rondando, puede llegar a transmitir lo que pretende, tensión y miedo de ser capturada.

En general, una muy buena idea para una cinta de un terror diferente, donde no estamos acostumbrados a tanto silencio y ello nos da la sensación de que en cualquier momento pasará algo malo, por lo que te hace estar en una constante tensión.

Muy recomendable y muy disfrutable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.