O como unos vampiros centenarios están integrados en la vida moderna manteniendo antiguos hábitos.

Rodada como un falso documental, nos cuenta la historia de 4 vampiros centenarios, pero centrándose sobre todo en Viago, Deacon y Vladislav. Un trío vampírico semi adaptados a la nueva era y tendencias. Vestidos cada uno de su época intentan lidiar con el día a día rodeados de nuevas tecnologías, creencias y la vida moderna. A su vida se une un aspirante a vampiro, una de las varias personas que actúan como donantes «bolsas de sangre» para alimentar a los vampiros. Lidiar con hombres lobo, antiguas rivalidades, rencillas de la convivencia diaria, son algunos de los tantos problemas que narran el documental.

Una idea muy original, muy divertida, muy bien rodada y estudiada, sin pretensiones, muy normal, sin grandes efectos especiales, lo que la hace más mundana y próxima. La idea en sí, de que importantes vampiros centenarios hayan de compartir piso, en grandiosa.

Es una idea divertidísima, la ejecución de la idea es brillante y a la vez muy normal. Creo que ahí radica el secreto, en hacerla lo más natural posible con grandiosos y sencillos toques de humor.
Hacerla próxima con objetos, entornos y situaciones reales, nos ayudan, a que fácilmente entremos a disfrutar del día a día de estos vampiros.

Ataviados con ropajes antiguos, los de cada era, intentan sobrevivir a la era moderna, desmontada de prejuicios y más locos que ellos, creyentes de todo pero seguidores de nada, esa es la sociedad en la que se encuentran, en la que ya pocas cosas nos sorprenden y somos crédulos a todo. Por lo que el respeto al miedo es una carta de la que ya no se pueden aprovechar estos pobres acólitos de la sangre.

Las rivalidades con los hombres lobo son originales, divertidas y muy dinámicas, pero sin agobios.

Las costumbres de los vampiros y su propia naturaleza hace que a veces sea totalmente imposible contenerse y provocan escenas espeluznantes que te hacen reír por las situaciones tan cómicamente presentada.

En general, creo que es una gran y sencilla idea, sin grandes escenarios, sino más bien, cotidianos, en los que nos hace partícipes de los problemas con los que han de lidiar los vampíricos compañeros de piso.

Os dejo el genial reparto.

Y el divertidísimo «>trailer que me hizo querer ver el film inmediatamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.