O cómo la amistad y el amor se ponen a prueba.

Simon Sax es huérfano de padres y a cargo de un hermano con necesidades especiales. Está trabajando junto a su gran, y único, amigo y abogado Tom, en un proyecto capaz de reconocer objetos a través de fotografías. Zachary Myers, el gigante de la informática, se interesa por su aplicación después de una pobre y nerviosa presentación. Zachary viendo el potencial del proyecto y la desventajosa posición en la que están para negociar, quiere que Infinity, su empresa, adquiera la tecnología y añadirles en plantilla, situación a la que se niega Simon. Ante la pérdida de la única oportunidad que tenían para adquirir fondos y seguir con el proyecto y poder vivir, Tom estalla contra Simon. Éste en sus cavilaciones y pasando el rato se pone a navegar por la web hasta, sin saber cómo, está visitando una web de esposas de Países del Este por encargo, y aquí es cuando conocerá a Irina… su perdición.

Al más puro estilo de Juán Gómez Jurado, una vuelta de tuerca retuerce a la ya existente y no te imaginas la historia que esconde una y otra vez.

No sabes por dónde la historia va a empezar a doblarse por ella misma, y dónde frenará y con qué consecuencias.

Aunque, para mi no está al nivel de El Paciente o La Reina Roja, no se queda corta en cuanto a emoción e intriga.

Puede ser con tanto flashback respecto a la miserable vida  de Irina, se pierda la tensión y la emoción de ir contra reloj en muchas de las situaciones que se plantean.

La historia de la pequeña con el hombre que la entrena, para mi, sobra un poco de entreno, te haces una perfecta idea de lo duro, terrible y militar de ese por lo a lo que va dirigido el entreno de la pequeña, que para mi, le da muchas vueltas.

Por otro lado, la historia verídica que cuenta sobre los hombres emboscados en la aldea…. se me pone los pelos de punta al pensar en todo el sufrimiento, el horror y el medio atroz pasado.

Pero esto no quita que no sea una gran historia de calamidades y sufrimiento, con un comienzo a lo grande, como nos tiene acostumbrados el escritor, y con cada capítulo sólo deseas empezar el siguiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.