O cómo una cara bonita alberga a un psicópata sin escrúpulos.

Carlos, es un joven como otro cualquiera, sino fuera que siempre se sale con la suya, manipulador, mentiroso y pequeño ladrón. Las cosas se complican con su nuevo amigo de correrías, Ramón y con el padre de éste, cuando empiezan a planear robos en casas y negocios. Pero no siempre salen las cosas como se tienen previstas, y es cuando se desata la verdadera naturaleza de este pequeño monstruo.

Basado en la historia real del asesino en serie, Carlos Robledo Puch, bautizado como El Ángel de la Muerte, con condenas a sus espaldas por más de 10 muertes, 1 7 robos, intentos de secuestro y abusos sexuales.

El protagonista principal, interpretado por Lorenzo Ferro, además de parecerse físicamente al asesino real, interpreta su papel de maníaco y sin escrúpulos con actitud propia y chulería innata..

Comprobad vosotros mismos el gran parecido:

Un film lleno de violencia, egocentrismo, asesinatos y una cara de ángel que nada tiene que ver con lo que siente por dentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.