O cuando el amor está prohibido por ser del mismo sexo en tiempos equivocados.

Galicia, principios de 1900, una escuela religiosa femenina, donde Elisa y Marcela, se conocen y surge algo más especial que la amistad. Pero los padres de Marcela la envían a Madrid a estudiar y alejarla de esa compañía. Años después, las 2 maestras, se encuentran en la misma escuela, y es cuando surge el verdadero amor, de tal envergadura que Elisa ha de desaparecer para volver disfrazada de hombre para poder formalizar una boda con Marcela. Pero todo se descubre y son condenadas por ello.

Una increíble y conmovedora historia contada por una narrada excepcional para las historias humanas como es la directora Isabel Coixet.

Realmente no sólo conocía la historia, sino que no tenía ni idea que había ocurrido en nuestro país. La inventiva, los planes, la pasión y el amor de la pareja resulta de lo más conmovedor que he visto en varias cintas.

La actuación de las actrices Natalia De Molina (Elisa) y de Greta Fernández como Marcela, son espectaculares, sobre todo la de ésta última, que sin tener tanto diálogo como Natalia, sus expresiones, sus gestos y movimientos, hacen que su actuación te cale tan dentro, te mimetices con sus sentimientos, que es casi escalofriante.

Rodada en blanco y negro, refuerza más la imagen que tenemos del tipo de vida social, agrícola, Los hábitos y costumbres, ropas y aperos, casas y medios de transporte, afianza las fuertes costumbres y creencias, donde La Iglesia, como en tantas ocasiones en esta época, regía la vida en todos los aspectos del pueblo.

Una recomendación encarecida para padecer, disfrutar y sufrir de una bella e intrincada historia de amor.

Os dejo la presentación de la directora y las actrices que tuvo lugar en Barcelona:

Isabel Coixet presenta Elisa y Marcela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.