O cómo en el peor día de tu vida, cuando en un acto desesperado encuentras a alguien aún más desesperado que tu.

Raquel (Emma Suárez), acude al banco para pedir un crédito, no es excesivo pero necesita el dinero antes de las 15h de ese mismo día. El banco, claro está, no se lo pone fácil, pero todo se complica cuando dos yonkis entran para robar el banco, resultando herido de muerte un trabajador, por lo que policía y terlevisión acordonarán el pequeño centro de ahorros, dificultando la huída; pero Raquel es muy astuta, y poco a poco va metiéndose dentro de la cabeza de los secuestradores…

Un film realmente emocionante, en el que ganan y pierde fuelle a partes.

Respecto al reparto, pues hay unas cuantas cosas que decir…
El personaje de Emma Suárez, me dio pinceladas de Verbal, el personaje de Sospechosos Habituales, una trama de mentiras encadenadas y con los recursos de los que dispone.
Nthalie Poza, como Lola la ladrona, me resultó un pelín sobre actuada en su papel de bario bajera, pero en un conjunto correcto.
Hugo Silva como Jonás el yonki… mucho no le pegaba, pero la verdad es que estaba merecidamente escenificado.
Daniel Pérez, como Carlos, el polícia, la verdad es que es convincente como tal, pero hoy en día… no es difícil de hacer este papel en nuestro país.
REspecto a los figurantes… hombre podrían ser algo mejores y que tuvieran una actuación algo más decente.

Un film con tensión, mentiras y persecuciones, en el que pasas un buen rato, y por desgracia, sin más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.