O cómo una niña puede joder bien a un puñado de nazis.

Becky es una niña enfadada con la vida porque el cáncer le arrebató a su madre y su padre decide compartir con Becky un fin de semana pero también vendrá su nueva novia y el hijo de ella. Las cosas son un asco para Becky, pero la cosa va a peor cuando un grupo de nazis secuestran a su familia por un extraño colgante en poder de la pequeña… pero la pequeña tiene muchos recursos y sobre todo, mucha rabia.

El film es muy gore, divertido, entretenido y Lulu Wilson (Becky) lo hace muy bien. No olvidemos que su antítesis no es otro que Kevin James (Dominick) por lo que el juego está lanzado.

Un film algo crudo, pero sobre todo, con muy mala leche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.