O cómo la supervivencia humana está por encima de todo, un último aliento antes de seguir corriendo.

1940, II Guerra Mundial, en Francia como el resto de países luchan su propia guerra, concretamente en Dunkerque, donde miles de hombres escapan hacia la playa, entre ingleses y franceses, todos atrapados puesto que a sus espaldas tienen a sus enemigos y delante sólo el mar, ya que les hunden los barcos para que no puedan escapar… mientras en Dover se requisan barcos de civiles para intentar llegar a las playas francesas para rescatar a la mayor cantidad de hombres posible, esquivando, torpedos, aviones enemigos y a la propia muerte.

Increíble, aunque para mi gusto pobre en diálogos pero es totalmente reemplazado por las caras de horro, del miedo puro que invade el alma de un hombre al que la Muerte le susurra «corre»

El hilo conductor de la historia recae en el joven Tommy, atrapado como cientos de miles de hombres en la playa, y a través de él llegan diferentes historias simultáneas que desencadenan en Tommy.

Como siempre sublime el papel de Tom Hardy como piloto salvador y sacrificado de la Guerra, y como en muchas de sus películas, vistiendo una máscara que sólo le deja medio rostro a la vista, haciendo gala de esos ojos que se expresan por sí solos.
Destacar la actuación del cantante Harry Styles, que me sorprendió gratamente, aunque hace un papel poco agradecido, no se puede juzgar en momentos así lo que uno haría.

Es una película que sin duda SE HA DE VER EN EL CINE, puesto que el sonido juega un papel importantísimo, el estruendo de las bombas, la lluvia de balas, la ráfaga del agua cuando impacta contra los barcos, una orgía de graves que te sumergen de lleno en medio del ataque.

Y a poder ser en VO porque doblada es una puta basura, sobro todo algunos personajes.
Las auténticas voces que revelan el sonido original de la música bélica de cañones que adorna Nolan, no debería ser interrumpido.

Sin duda alguna, será uno de los films premiados de la temporada y con grandes méritos.

Nolan ha conseguido que todos salgamos impactados y nos cueste sobreponernos a esta horrible lucha extrema por la supervivencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.