O cómo la promesa de un amor desvanecido puede contra el poder del mal.

En medio de la ciudad, aparece caminando un hombre desnudo y ensangrentado portando en una de las manos, la cabeza de una joven. En cuanto es capturado por la policía es trasladado a un psiquiátrico, donde el Dr. Jenkins y la redactora de perfiles psicológicos del FBI, Stella, tendrán que lidiar con la macabra y cruenta historia del transtornado asesino.

Con saltos al pasado y presente, con historias que suceden simultáneamente, con voces narradas en tercera persona o en primera, dependiendo de la época en la que se centra.

Personajes complejos con una historia retorcida, con malos muy malos y buenos que no lo son tanto.

Spoilers Alert!!

Aunque me ha gustado la historia, comentar que deja bastante suelta la historia de cómo hacía Laura para hipnotizar a sus presas, qué es lo que realmente le hizo a su marido, y sobre todo, cómo liberaron a Amanda y la convirtieron en Stella, de pronto todo el torrente de imágenes hacen que lo comprenda, pero no explican nada al lector.
Por el contrario, me gusta que quede un final abierto, casi obligado por la ausencia de Carla y qué es lo que pasa con ella y cómo la han transformado como la sustituta de Laura, pero con hombres…? Y valía la pena profundizar más en cómo Jacob empieza y persigue a la organización, ya que la forma tan rápida como la cuenta deja muchas cosas que podrían ser realmente interesantes a juicio del lector.

Si he de criticar el libro y no la historia, es la utilización de algunos adjetivos que descuadraban totalmente con lo que quería llegar a transmitir y no sólo no llega, sino que, a veces, hace que pase desapercibido.

Aún así, tengo muy claro que espero el nuevo libro con ganas y ver qué es lo que pasa!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.