O como en Ciudad Santa empieza el Apocalipsis en lo más profundo de sus cuevas.

Una pareja americana planean pasar sus vacaciones en Jerusalén. Todo es idílico hasta que de pronto empieza el caos, hacen lo que les dicen y lo que ven que hacen los demás, correr, escapar y esconderse, pero no saben de qué hasta que se encuentran con el terror ante sus ojos.

Tenía muy buena pinta, la idea de en Tierra Santa empezar un Apocalipsis es grande si sabes trasladarla con cuidado, pero lo que aquí cuenta es la huida y el avance de los monstruos, que ni siquiera son zombies, son demonios con alas que siembran el terror y la sangre allí por donde van. y aún así no acaba de atrapar al espectador, quizás por el continuo correr de los personajes que hace que no puedas estar al lado del protagonista.

Un film con un póster y un tráiler que atraen más que la película en sí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.