O cómo crees ser una persona sólo por indicios.

La vida de Nancy no es fácil, vive con una madre enferma, en un trabajo de lo más gris, igual que su vida. Cuando por casualidad, encuentra indicios de que podría haber sido secuestrada de pequeña y pertenecer a otra familia que está buscando a una hija desaparecida que casan con muchos indicios que dan que pensar que Nancy es esa hija desaparecida.

Un film, que planta la semilla de la duda sobre la desaparición constante de bebés e infantes, pero que pudiendo sacarle más partido a la historia, pudiendo exprimir más las emociones, la intriga, convertir la duda en ferviente verdad semi oculta, que deje al espectador con una duda razonable, con la intriga…

Pero es que es demasiado light, plana, suceden cosas cotidianas en una situación extraña…

Me decepcionó bastante, ya que ciertamente la historia no era nueva, pero se le puedan dar tantas vueltas de rosca como se quieran para contarla, pero la directora decidió no darle ni una. Lo único que me atrajo, es como siempre la actuación del gran Buscemi y de Ann Dowd.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.