O cómo las obsesiones  se convierten en el único sostén de una triste y gris vida.

A pocos meses de su retorno a los escenarios despúes de 10 años inactiva, Lila Cassen aparece en la playa, inconsciente y amnésica, no se acuerda de muchas cosas de su vida, pero lo peor, no se acuerda ni de sus letras ni de cantar. Para ello su asistenta Blanca recurre a Violeta, una camarera de karaoke, que no sólo imita a Lila a la perfección sino que es su enclave en su patética vida, y será ella la encargada de volver a enseñar a Lila a actuar de nuevo sobre los escenarios.

Cuidado con Spoilers a partir de aquí.

Después de madurar esta nueva cinta de Carlos Vermut, he deseado con todas mis fuerzas intentar sacar más, pero no he encontrado de dónde tirar, ya que encuentro muy pobre toda la historia, aunque las actuaciones son increíbles, hablamos de una Najwa protagonista y una Eva Llorach que están que se salen.
Pero así y todo me he encontrado con una historia global, pobre y que parece que vaya a desarrollar más con el potencial de las historias, pero sólo se queda en ello.
Violeta, la insoportable vida bajo el yugo de su hija Marta, (Natalia De Molina) una adolescente tiránica que lo único que quiere es el caso y amor de su madre a través de acciones violentas y cargadas de odio. Una madre que perdió las esperanzas y la ilusión a la par que su hija crecía.

Y sobre Lila cuánto hay que se podría haber potenciado, el secreto sobre su madre, su amnesia, la relación con su asistente… mucho que se has quedado en muy poco.

Escenas muy de la escuela Almodóvar, primeros planos de cantantes en un ardid artístico, pasado, admirado pero ya caducado, sólo venerado por los que tienen todo perdido y su motor de vida para levantarse cada maána es la imitación de éste famoso.

Me pareció muy buena la idea del cambio de nombre de Lila por Violeta, ya que los dos nombres de colores tremendamente similares, que todo el mundo confunde y que finalmente, Violeta triunfe porque precisamente su ídolo ha cambiado por su nombre, me parece una idea brillante.

Aunque en general me ha parecido correcta, sólo me ha parecido eso, correcta, cuando llegaba a un punto que podría ser álgido, en seguida veías que no llegaba a más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.