Empezando por sus personajes, siguiendo por las tramas y acabando por cómo se desarrollan los acontecimientos en cada episodio.

Aunque la serie está muy basada en el cómic homónimo, ha sabido encontrar su propio camino no sólo en los personajes, sino en las propias tramas e historias, y poco a poco, se ha sabido distanciar para no acabar siendo un comparativo que al final tuviera, que acabar perdiendo, ya que siempre se hubiera dejado, exagerado o mal escenificado alguna escena del cómic.

Los propios The Boys, tan iguales como diferentes, las actitudes no pueden ser más iguales que en el cómic, pero el propio Butcher físicamente diferente, protagonizada por Karl Urban, que no es la mole que debería ser; y sobre todo Hughie, de ser Simon Pegg el pelirrojo que todos teníamos en mente a ser Jack Quad, alto, moreno, con pelazo.. pero con la actitud taimada, tímida y prudente de Hughie.

La historia de La Hembra me flipa ya que la han sabido integrar de una forma natural en la historia y en el grupo, además que al principio, es una calca de la pobre presa.

A Frenchie le dan un aire más sofisticado, menos tétrico, también con más peso en la serie, pero con el buen corazón que tantas veces demuestra.

Leche Materna, igual que en el cómic, que está pero sin notarse demasiado, aunque me sorprende que aún no hayan desvelado el origen de su nombre.

Bien pensado que Terror, el perro de Butcher, no estuviera y sólo en un recuerdo, ya que adiestrar, rodar y digitalizar a un animal de esas características hubiera supuesto una cantidad de tiempo que no sé hasta qué punto hubiera tenido sentido. Pero es un detallazo que cuando acaba un capítulo el frame del siguiente sea la imagen en cómic de Terror.

Homelander, (Patriota), interpretado por Antony Starr, no creo que alguien más le hubiera sabido dar ese tono narcisista y egocéntrico que sabe darle, con esos cambios de caras, sutiles pero suficientes para expresar lo que pasa por su cabeza. Su actitud, arrogancia, el sentido del bien y el mal, el ser criado sin padres en un laboratorio… lo plasma más que sobradamente en su papel.

Realmente todos, absolutamente todos los personajes están representados y caracterizados de forma magistral, donde muchas veces, en vez de ver una serie, estás seguro que estás viendo una película, no ya por la duración de 1h de cada capítulo, sino la forma de rodar, no dando por hecho situaciones que pasan muchas veces, no saltando de personaje en personaje a lo loco, explicando planes de ataque donde sólo vemos el resultado final…,

No, aquí vemos el remordimiento, las diferentes caras de las monedas, se profundiza en los personajes lo suficiente para enganchar y lo suficiente para no aburrir.

Ningún capítulo ha sido más flojo que otro, todos, por sus propias historias, personajes, etc.., han sido grandiosos.

La historia a mitad de la serie empieza a despuntar para tomar su propio camino tan diferente del cómic, pero que me encanta la idea por dónde va….

Estoy deseando que la segunda temporada se ruede y emita ya con este giro de tuerca que le han dado a la historia.

Sin duda alguna, no es recomendable, es de obligado visionado para los amantes del cine de súper héroes, de súper villanos, de historias humanas, de los amantes del gore y la violencia, de los creyentes de las conspiranoias, por supuesto, de los lectores de cómics, de Garth Enis y Seth Rogen, de historias sobre personas, sobre cómo te destruye la fama y del humor negro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.