O cómo la pena y la melancolía hacen desear llegar al cielo.

Joe y su hijo Aaron están destrozados, ya que su mujer, y madre del pequeño, murió por causa de un accidente de tráfico causado por un conductor imprudente. El pequeño se escapa de casa para ir al lugar donde su madre falleció, donde se encontrará con el conductor que atropelló a su madre. Las cosas se complican cuando inexplicablemente las cosas, la gente, animales, objetos, todo lo que no esté fuertemente sujeto al suelo, empieza a levita y a ser aspirado hacia el cielo.

El problema que tuve con este corto es que iba con unas expectativas muy altas y con el sello de producción del actor Michael Fassbender, pues aún voló más mi imaginación. Pero mi sensación fue que al corto le falta el trozo del medio, explican un impactante principio y seguidamente el desarrollo es arrojado a un final muy americano, donde lo importante es la unión y el que estemos juntos para ser fuertes, donde el reencuentro entre el padre y el hijo, el dolor desbordado y compartido lo convierten en un corto políticamente correcto.

La idea es buena y tienes escenas muy reales, completamente naturales como si se tratase de una verdadera filmación hecha con tu móvil, y visualmente es una preciosidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.