El director francés Cédric Anger presentó en el Festival de Cine Fantástico Sitges 2015 su película y nominada en varios festivales.

El director hizo un gran esfuerzo para presentar él mismo el film, hablando un español entendible y poniéndole verdadero afán.