Película con extraños personajes como los de Canino y una historia que podría confundirse fácilmente con el mundo subrealista, extraño y sublime de Palahniuk.

Un extraño y variopinto grupo formado por 4 personas: 2 hombres de mediana edad, una mujer y una joven chica, que se deshacen de sus verdaderos nombres para adoptar nombres de montañas que forman los Alpes, de ahí el nombre de la película. Este acto ya nos anuncia el extraño ente de la película.

La misión del grupo: sustituir a miembros fallecidos en las familias y representando escenas que los familiars quieran o peor aún, que por algún extraño motivo necesiten representar para saciar su rota y enferma alma.

Cuando entiendes de qué va el film, no sabes a qué atenerte, a quién juzgar, si al extraño grupo o a los familiars que los contratan para que representen y sustituyan escenas cotidianas del ser fallecido.

Las rocambolescas historias que surgen, las extrañas fantasías y vidas que han de representar vacían de vida a una de las protagonistas, que no logra separar ya los diferentes personajes que ha de interpretar y cada una de estas interpretaciones las adapta a su ser como si fueran diferentes personalidades que ha de adoptar dependiendo de la actuación que ha de representar.

Personajes torturados emocionalmente, diálogos carentes de emoción, ausencia de amor, de cariño, personajes sin psonalidad propia, vidas amputadas por la pérdida de seres queridos, historias grotescas, todo es ficción, nada es real, la representación de vidas que nunca tendrán puesto que no tienen vida, su vida es la representación denla de los demás, son la sombra de la muerte.

Los colores empleados esta vez, muy al contrario que los de Canino, colores fuertes, llenos de vida para representar esa infancia e inocencia en su reducido mundo, en este film, los colores son apagados, carentes de vidas, grises, oscuros, nunca sale el sol, los exteriores son oscuros, de noche, lloviendo, gris, con nubes, atmosferas pesadas, ropas desaliñadas y esteética sobria, ayudando a que los personajes sean parte mimética de la sensación gris que produce verla.

Película imprescindible para sorprenderte con las diferentes historias que han de representar los actores, has de vivir la ausencias de vidas, interpretar la falta de emoción para comprender la rotura en el alma humana.

Imprescindible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.