O cómo la obsesión por la ropa te cambia por completo, por dentro y por fuera.

April regenta una tienda de ropa junto a su novio, además de 2 dependientas más. Poco a poco April descubre que su novio está engañándola co su amiga por lo que decide tomar drásticas medidas. A su vez, una noche de sexo y alcohol, conoce a Randall, un excéntrico guapo y millonario un le propone una vida con más alicientes, una aventura gravada en vídeo, donde April verá que no que parecía en un principio….

La obsesión por la ropa, colores, texturas, que la ropa te abrace, que el color de una prenda te huela a un sentimiento, que estés constantemente rodeada de ropa, en el trabajo, en casa, allá donde vayas vas a buscar ropa… una obsesión que mueve tu vida.

Un film colorido, con grandes dosis cromáticas en las que los sentimientos van acompañados de ropa y color, a merced del momento que se narre en eses momento.

Bestial el transfundo y la profundidad del film, cuando entiendes el final y el significado de todo ello, realmente te deja en shock y retrocedes a momentos del film donde ahora tienes una nueva visión de lo ocurrido.

Una traición, un sentimiento, una enfermedad, un tratamiento, la misma vida pero cambiada para poder vivirla sin la prisión de las obsesiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.