O como una inocente causa universitaria se convierte en una sangría caníbal en la jungla de Perú.

Justine es una acomodada universitaria que se enrola en una aventurilla con algunos compañeros para detener la deforestación y destrucción de una aldea en Perú. Las cosas no son como se lo pintaron cuando se da cuenta de la verdadera intención del viaje. Una vez superado todos los problemas que se suceden, jugándose la vida y la de sus compañeros incluso, creen estar a salvo cuando suben al avión que les debería llevar de regreso a la civilización pero un terrible accidente los estrella en medio de la selva peruana. Los supervivientes aún aturdidos por el fatal accidente intentan recomponerse y creen estar salvados al acudir una tribu rápidamente al lugar del estrellado avión, pero esta tribu es canival y acaban de encontrar su próxima reserva de comida, esta vez manjares universitarios. A partir de aquí todo serán pesadillas para intentar escapar de una horrible muerte.

Como siempre, una película con al más puro estilo sangriento y cruel de Eli Roth, podemos disfrutar de un film con primeros planos tortuorios, con personajes agónicos, mucho sufrimiento y dolor, todo elevado a la máxima potencia que nos tiene acostumbrados este macabro director.

Escenas crueles, inmoralidad, salvajismo en su estado natural, cómo el ser humano demuestra, una vez más, la terrible naturaleza escondida tras una máscara de falso encanto y sonrisa de víbora. Ves la evolución de personajes como la de la cándida protagonista que pasa de su cómoda ingenuidad a la madurez que te obliga poder haber burlado a la muerte.

Escenas sangrientas, situaciones cómicas sin caer en humor tonto, crueldad y sobre todo la moralina de por qué los caníbales son los crueles si ellos sólo llevan a cabo los rituales heredados de sus ancestros desde tiempos inmemoriales independientemente de si las víctimas son exploradores o modernos universitarios acostumbrados a las facilidades y a la cultura occidental.

Repitiendo casting de algunos actores de anteriores películas del mismo director, me gustó este guiño sobre los diferentes personajes y situaciones que interpretan en los films.

Por supuesto es una película que me gustó, es un film sin sorpresas, sabes qué es lo que vas a ver, sangre, mucha acción, situaciones desesperadas y humor negrísimo casi oscuro, sin duda esto es sello de Eli Roth el cual me encanta, su retorcida manera de ver una misma realidad y reivindicar una causa.

Pero lo que más, más me gustó fue la alucinante rueda de prensa declarándonos cómo pervirtieron al poblado que es real, cómo se los llevaron de fiesta y cómo… Wait!!!!! Mejor disfrutadlo directamente en la genial y divertida rueda de prensa que ofreció Eli Roth, Nicolás López (productor) y la bella protagonista Lorenza Izzo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.