O como una clase de filosofía puede ser algo más que una lección aprendida de tus propios alumnos.

Nos encontramos en Jakarta, donde un grupo de chicos americanos disfrutan de su último día de clase, de hecho su última clase, la clase de Filosofia. Como despedida, el profesor propone un juego de rol, al azar los alumnos interpretarán a unos personajes con unas cualidades y unas habilidades que les pone en la tarjeta que han elegido, y el profesor les plantea que en un final apocalíptico donde la tierra es devastada por guerras y atentados ajenos al juego, entre todos los alumnos han de decir que de los 20 que son, sólo pueden entrar 10 al búnker bajo tierra que hay para poder sobrevivir durante 1 año. Empieza el juego!

A través de disertaciones, traiciones, alianzas, luchas, engaños, habilidades y crueldades, muchas veces aparece el verdadero yo humano ante situaciones límite y resulta que tu compañero de pupitre te sorprende.

Es una película que supongo que al ir sin demasiadas pretensiones hizo que me gustara muchísimo.

La ingeniosa idea de un final apocalíptico y no tener a nadie más que a tus compañeros, que además tienes que escoger y también ser escogido para poder tener una salvación, no poder salir al frío nuclear que hay fuera del búnker durante un largo año, tener que luchar para ser escogido, para ser salvado del final inminente de la Tierra.

Me sorprendía constantemente del resultado del pensamiento positivo de los alumnos, de cómo los alumnos le dan la vuelta a las situaciones, de cómo una debilidad la convertían en ventaja, de cómo a cada problema planteado por el profesor intentaban salir victoriosos en muchos casos los alumnos convierténdose en alumno el maestro.

Además creo que ameniza mucho la historia los diferentes lugares planteados por el profesor donde los alumnos han de sobrevivir, y los pintorescos personajes escogidos por los alumnos, las habilidades de éstos y sus características únicas no tienen desperdicio alguno.

Es un film palomitero, pero con agudezas dialécticas que te hacen muy dinámica situaciones apocalípticas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.