O como de una cura para una invasión zombie nos inhumaniza más que el propio virus mortal.

>La humanidad, una vez más, es atacada por un virus que vuelve zombies a las personas. Pero esta vez hay una cura, existe la posibilidad de «Retornar» de entre el género de los muertos vivientes si te cogen a tiempo, como un ser vivo más, como eras al principio, llevar una vida normal, incluso llegar a procrear.

Y todo ello gracias a unas inyecciones que no dejan que el virus se propague por el sistema, conteniéndolo y así no le deja que el portadorpueda convertirse.

Esta es la historia de una pareja, una adorable pareja, una pareja ideal, él es músico, ella es doctora, se adoran, se aman y se protejen, se protejen de los crecientes movimientos anti-Returned donde destruyen todas las curas que hay para que la gente infectada desarrolle el virus y así poder acabar con este tipo de bestias sobrenaturales. Él está infectado, ella le suministra las inyecciones con la cura, del hospital donde ella trabaja, pero sin ese suero… él volverá a ser un no-muerto de nuevo.

La lucha de la pareja por conseguir las inyecciones con la cura, esconderse de agresores y de gente retornada que quieren ese tan preciado líquido, de huir y dejarlo todo, tenerse únicamente el uno al otro, del súbito asesinato del camello que le preveía la cura cuando se agota del hospital, de luchar contra una guerra humana y luchar a contra reloj contra un tiempo cruel y que él no llegue al punto de no retorno, para que el retornado no vuelva como zombie, para que su humanidad no acabe de forma tan cruel.

Me encantó, no puedo decir más, la historia, la idea, la versión tan amable que hacen sobre el tema, de la traición que juega gran importancia en esta trama, de la Humanidad deshumanizada, de los infectados, de lo asquerosamente cruel que puede ser la gente para poder sobrevivir.

Además uno de los principales motivos por los que enseguida me cautivó es debido al tema, no el tema zombie que me encanta, que también ayuda, sino por el tema de infectado/enfermo por una causa que no te has buscado ni provocado, sino que la mala suerte te la ha jugado maldiciéndote de por vida, te tener que depender de una cura para poder sobrevivir y no enfermar, del asqueroso poder de las masas, del egoísmo y del amor.

El tema de la infección me alucinó, estar infectado y sobrevivir por una cura, simplemente una característica de una enfermedad, fácilmente extrapolable a otras enfermedades, como el Sida, Diabetes, Cáncer y un largo etc. de las que todas estas enfermedades necesitas de una cura para poder sobrevivir, no para curarte en la mayoría de los casos, sino para que no vaya a más, para ir conteniendo los efectos secundarios y de poder adaptarte a la vida normal como los demás de la forma más natural que te sea permitido.

Me recordó muchísimo a la serie In The Flesh, con el mismo tipo de temática zombie revertida, el mismo concepto también extrapolable a en vez de ser gente retornada, se podría aplicar también a la convivencia entre diferentes etnias, algunas enfermedades, y casos que todos conocemos. Serie que por supuesto adoro.

Sin duda, una gran película de acción, drama, deshumanización y lucha por la vida, de amor y venganza, de verdad que súper recomendable

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.