O cómo salvar el Planeta se hizo más necesario que nunca.

Nos remontamos a un pasado incierto, época de faraones egipcios, donde Apocalipsis, absorbe y acumula los poderes de los demás mutantes, convirtiéndose así en el mutante más poderoso que jamás ha existido nunca. Pero una rebelión boicotea la última de sus abducciones a otros mutantes, quedando atrapado durante siglos. En nuestra época actual, un desafortunado juego de niños descubre el escenario donde ha estado Apocalipsis. Al despertar de su letargo, no cree lo que ve, la evolución no sólo del hombre sino cómo las tecnologías rigen el mundo, lo que desatará su cruel y sangriento instinto al percibir que la humanidad cree en falsos dioses. Es momento en el que los X-Men se pongan los trajes y salven el mundo.

Es sin duda, la película de la Saga X-Men más de superhéroes que h visto, completamente palmotear, llena de acción y vacía de sentimiento.

En ningún momento, Apocalipsis me pareció que esparcía su maldad por cuatro cosas que había visto, no me transmitió sus sentimientos amargos respecto a los humanos.
Hay que destacar la incorporación de Sophie Turner como la joven Jean Grey, que la verdad, no se parece en nada a la Jean Grey adulta que estamos acostumbrados (Famke Janssen). Claramente es la menos personal y la que menos sentimientos transmite, ya que creo que quiere contar tantas cosas y meter a tantos personajes, que pierde el foco.
Sin embargó me gustó mucho la puesta en escena de Peter Maximoff que es Quicksilver interpretado por Evan Peters. Aunque he de decir que los diálogos eran bastante malos o bien por su contenido o bien por la ausencia de diálogos en momentos cumbre.

Las expectativas eran bajas, pero la verdad que hay que tomársela como lo que es, una película de acción de superhéroes contra un supervisando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.