O cómo aún no aprenden a no generar según qué secuelas.

Una chica va conduciendo a toda prisa escapando de una vida que quiere cambiar, cuando de repente sufre un violento accidente y al despertar, se encuentra en una diminuta habitación sin nada más que un colchón y su pierna rota por el accidente, y está esposada a la pared. Completamente en shock intenta liberarse, pero su carcelero pronto le informa que no intente huir porque no hay dónde ir, ya que un ataque alienígena ha acabado con casi toda la vida en el planeta. Ellos se encuentran a 40 metros bajo tierra y tendrá que adaptarse a convivir en esas condiciones junto a otro hombre con el hombro dislocado. Pero pronto la agudeza de la chica despertará la desconfianza sobre la realidad de lo que está pasando en la superficie…

La idea no está nada mal, no es que la idea sea original, pero no tenía por qué ser mala. Aunque empieza de manera impactante y con planteamientos muy buenos, al mas puro estilo de Saw, a medida que se desarrolla pierde fuelle por completo y el final lo estropea por completo.
La esencia de base no engancha ya que enseguida desvela la verdad y no deja que el espectador caiga en la trampa y crea de forma ciega la mentira en la que quiere que la chica viva. Esta corta mentira además, acompaña a una realidad que podrían haberla hecho más perturbadora, haber convertido a John Goodman como un verdadero monstruo, pero es demasiado correcta y sólo rasca la superficie de lo que realmente debería ser, sólo plantan la semilla de lo que había sucedido con la desaparición de la chica que él dice que es su hija,y resulta ser una más de la lista de chicas desaparecidas de la ciudad. Ahí tenía un filón de sucesos que podrían haber sido y se quedó en el intento.

Es como si de dos ideas completamente diferentes, la del secuestrador y la de los extraterrestres, las hubieran juntado como pretexto, es decir, la primera parte de la película podría ser perfectamente una película pero cometen el error de ponerle ese horrible final para justificar el ataque alienígena.

Los personajes están reguleros, para mi sólo se salva el chico, interpretado por John Gallagher Jr.

Para mi, una película previsible, sosa, le falta contenido, le falta esencia, alma y fuerza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.