Atrevida película española, rodada en blanco y negro, muda, fabulosamente ambientada en los años 30, exquisitamente decorado y gran logro de vestuario y maquillaje. Preciosa inspiración del cuento de los Hermanos Grimm con La Parada de los Monstruos.

Empieza como una típica historia española: famosa tonadillera (Inma Cuesta) casada con un torero de gran éxito y arte taurino (Daniel Giménez Cacho). Éste sufre una trágica cogida en el ruedo, su mujer embarazada, de la impresión y el miedo se pone de parto, pero muere al dar a luz a un precioso bebé, Carmencita. Empieza una nueva vida llena de amor y cariño por el cuidada de su abuela (Ángela Molina), ya que su padre renuncia a verla por el dolor de todas las pérdidas sufridas. Pero la vida de la pequeña Carmen (Macarena García), cambiará al morir su abuela y pasar al tutelaje de su padre. Su vida se vuelve lúgubre, dura, llena de miserias, de peligros y tristezas, de amor hacia el añoro a un padre que está postrado en una silla de ruedas, tetrapléjico, y cuidado por la enfermera que le cuidó en el hospital, ahora su actual mujer, pérfida y cruel madrastra, como en el cuento de Blancanieves. A partir de aquí hay q ver la película.

No sólo me encantó como película, sino cómo mezcla tantas buenas y geniales ideas, cómo transmite tanto sin poder decir nada, cómo los gestos corporales, las expresiones de la cara, las lecturas de los sentimientos reflejados en primeros planos de los ojos…, dicen tantísimo sin palabra alguna.

La idea de rodarla en blanco y negro creo que es un gran acierto, ya que el maquillaje y en muchas ocasiones, las expresiones y los sentimientos son mejor expresados y exaltados con la falta de color.

Maribel Verdú, ganadora del Goya a la mejor actriz, sin duda merecedora del galardón, ya que su interpretación y su aura maligna en todo momento rebosa ese egoísmo, narcisismo y crueldad, que al igual que la malvada madrastra del cuento, desprende constantemente únicamente con una mirada.

La idea de la conjugación del cuento con la historia de los enanos, del amor de uno de ellos por Carmentica, apodada Blancanieves, recuerda la historia del monstruo enamorado de la preciosa chica del espectáculo.

Yo, sin duda, poco amante del cine español con actores y actrices famosos o gran carrera, pujo a que por favor, la veáis, disfrutéis y os embebáis no sólo de la película sino de todos los personajes y sus detalles.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.