Os dejamos aquí la entrevista que realizó en la presentación de su película durante el festival.

Resaltar que Jennifer Lynch fue muy accesible, abierta y sincera durante la rueda de prensa.

Ella quería transmitir en la película lo que se imagina cuando se escucha sólamente y estás privado de otros sentidos.

– ¿ Huyes de los tópicos de los asesinos psicópatas del cine americano ?

La directora declara que investigó muy poco, casi nada vamos, pero en Estados Unidos hay una gran fascinación por este tipo de perfil, y ella se preguntó qué es lo que ella haría si fuera el asesino y pero también si ella fuera el pequeño y sin duda alguna, lo que más miedo da es el hombre te quiera matar.

– ¿Has pedido la opinión de tu padre, le ha gustado?

Jennyfer cuenta que sí que le enseñó el filma a su padre y él le comentó «te gustan esos pelos que dan miedo eh!, pero esta película es buena y da miedo».

– ¿ Conoces el caso de Natasha Kampusch secuestrada en su país !?

El intérprete en esta ocasión le pone al día del caso de Natascha Kampusch, la joven austríaca secuestrada por Wolfgang Přiklopil cuando tenía diez años y permaneció en cautividad durante más de 8 años. La directora se sorprende y dice que no, no conocía es caso y se apena por la pobre muchacha.

Nos describe en cambio, una extraña escena de amor / liberación y es en la escena cuando Rabbit mata a Bob, empieza a llorar por las diferentes emociones que siente, puesto que el joven ha creado un mundo y es lo único que conoce, es su propio síndrome de Estocolmo.

La directora opina que los asesinos no son monstruos como Jason, sino que son personas y deberían intentar ser rehabilitadas.

– ¿De dónde surgió la idea del giro inesperado de la película?

La directora nos cuenta que la idea es del propio guión original, pero que por requisitos de la duración y tiempo del film le hubiera gustado alargar la película 5 minutos más escenas donde el protagonista actúa más y muestra más su personalidad.

Nos sorprende, sin embargo, su declaración donde la productora le exige a un mostrar a un secuestrador que retienen durante 10 años al pequeño y es el hermano el que paga para que ocurra esta trama tan perversa.

Entre risas de satisfacción nos comenta que uno de los propósitos era hacer que la gente estuviera incómoda mientras veían la película, pero no se ha de ir más allá y tener plena consciencia de que es una película.

Aunque nos comenta muy sorprendida que en Estados Unidos, cómo no, hayan restringido la edad para verla a menores de 17 años, no por la violencia sino por lo que puedan sentir.

– ¿Qué opinas sobre la mujer como directora ?

Nos explica que ella estaba en Cannes y se recuerda la protesta por la nula presencia de mujeres directoras. Pero para ella no es importante cuántas mujeres directoras/es haya, lo que importa tealmente es que la película guste y se comunique a la gente.

– ¿ La presencia de cámaras espía durante la película estaban en el guión original?

Le fascinan las cámaras de vigilancia, le encanta espiar, el qué hace la gente, su comportamiento natural sin saber que les están mirando.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.