O hacía falta un remake de The Thing, en serio?

En una estación ártica se ha encontrado un hallazgo extraordinario en el hielo, y se invita a unos paleantólogos para que investiguen y clarifiquen este descubrimiento, se trata de un alíen congelado en el hielo desde hace más de 100.000 años. El hielo es cortado y esta nueva especie por determinar es llevado para ser investigado y estudiado a la estación base del equipo, pero se descongela este hielo y esta nueva criatura no estaba inerte en el hielo sino que al reaccionar en la nueva vida, empieza una carnicería de vísceras, sangre y salpicaduras para los espectadores.

El tema pues ya sabemos de qué va desde que lo contó John Carpenter hace 30 años, no hay sorpresas, en serio, es remake, remake: hay un alíen, pasa en la Antártida, se carga a la gente y éstos luchan por sobrevivir.

La interpretación, (en serio?), pues la verdad es que no van muy sobraetes, más bien justillos, y el bicho pues está bastante logrado, la verdad.

Gracias a los avances tecnológicos de nuestros días, la carnicería en la que se baña el Ártico está bastante bien lograda, asquerosilla incluso a veces, al menos por esa parte se puede salvar. Pero la verdad es que ni es una gran película, ni creo que pretendieran que lo fuera, al menos esa es mi esperanza por favor.

Tomémosla como una película palomitera o como la primera que se ponen en los ciclos de miedo en casa con amigos para pasar un ratillo ameno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.