O cómo un apagón mundial cambiará la vida para siempre.

En un futuro próximo, viven en el bosque un padre con sus dos hijas adolescentes (Ellen Page y Evan Rachel Wood), cada una muy diferente de la otra, con sus hobbies y ambiciones, viviendo una vida normal como cualquiera. Pero un día la electricidad de golpe se va, nada electrónico funciona, no hay luz, no funciona nada que dependa de la corriente, y poco a poco se dan cuenta que es general, que pasa no sólo en su localidad, sino que este horrible incidente traspasa toda barrera conocida. Más o menos van saliendo adelante con la agudeza de sus habilidades, hasta que un día un accidente al talar un árbol, hace que el padre se hiera gravemente y casi se ampute la pierna. Ante tal situación y sin cuidados que poder darle ni hospital al que acudir, las hermanas tendrán que aprender a sobrevivir y a ingeniárselas por ellas mismas.

Una película apocalíptica sobre el fin del mundo tal como lo conocemos, el fin de la comunicación y de la rapidez digital. La electricidad se esfuma, deja de funcionar, deja de servir, nada eléctrico funciona, por lo que la vida tal como la conocemos se acaba y tenemos que empezar a buscar soluciones para intentar llevar el día a día.

La bienvenida a un loco mundo en el que la gente desata sus más bajos instintos porque no hay nadie vigilando, ni se puede llamar a la policía o a emergencias. Realmente, es el fin de la era digital, para volver a una era totalmente dependiente del trabajo físico y el desarrollo de las habilidades de cada uno.

La verdad, es que no la considero una película apropiada para despedir un festival de cine fantástico, porque no tiene nada de irreal, aunque la situación en la que la electricidad deja de funcionar para siempre en nuestros tiempos modernos es bastante escalofriante, no la convierta en una película para cierre.

No deja de narrar la vida de 2 hermanas que han de sobrevivir a los imprevistos que les depara el nuevo estado de emergencia, vivir sin las comodidades que conocemos y nos brinda la electricidad.

He de decir que la directora, tras la excusa de todo lo que les pasa, tiñe con una gran carga moral un tema (no voy ha hacer espoiler) que es muy controvertido, disfrazándolo de esperanza cuando otros lo pueden interpretar como algo negativo y dañino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.