[usr 3]

O cómo en un presente distópico se ha de sobrevivir como se pueda y de quien se pueda.

Los diferentessrenegados, los que la sociedad considera diferente bajo sus cánones, son encarcelados y con el tiempo arrojados al desierto, fuera de las fronteras de EEUU y de México, en tierra de nadie donde en medio de la nada ha de sobrevivir. Este será el panorama de la joven Arlen, desterrada al duro desierto y capturada por una comuna de canívales que practican halterofilia. Con una pierna y un brazo ya devorados, Arlen escapa hacia una comuna llena de drogas, música y bajo el mando de un líder caprichoso. Pero también la suerte hará que se encuentre con miembros de la comuna canival y se tome su venganza.

Un film difícil de clasificar, una distopía sin muchas explicaciones del entorno y la sociedad, has de ir intuyendo a través de los matices y pistas de la película, en qué tipo de sociedad y leyes funciona.

Como en su anterior film, con muy poco diálogo y donde los skates aquí también están presentes.

De nuevo, presenta una historia de amor y desamor, de protección y venganza, de supervivencia a casi toda costa.

Pero para mi los personajes dejan mucho que desear, con todo el material que despliega podría haber desarrollado historias que calasen más y no sólo el diálogo que mantiene con el líder de la secta (Keanu Reeves) y del que se podría haber tejido una trama tremend.

Muy floja en muchos estadios y planeamientos, floja en historia, floja si lo plantea como un film romántico, como un western post apocalíptico o un futuro o presente distópico.
Personajes que rallan la simpleza, aunque la ausencia de diálogos no la hace pobre, la empobrece las historias tan peladas que plantea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.