O cómo unas septillizas intentan engañar a una sociedad que controla la reproducción humana por exceso de población.

En un futuro distópico, la sociedad no permite tener familias numerosas, sólo un descendiente por pareja, por lo que la supervivencia de unas muy especiales depende hacerse pasar por una, y precisamnete por esta ley, sólo salen los días de sus nombres, cada una tiene el nombre de un día, y y es el día asignado que salen de casa sin llamar la atención. Todo funciona hasta que un día, Monday no vuelve del trabajo. Al ir en su busca con suma cautela, un desenfreno de secretos aparecerán ante las hermanas… y su secreto será descubierto.

Un film aunque bien pensado, no deja de ser una vuelta de tuerca más a la obra de Orwen, 1984, donde el Gran Hermano nos controla en todo y en cualquier momento. Por lo que la astucia de las hermanas es lo más entretenido del film.

Unes película llena de acción pero sin grandes sorpresas, ágil y con poca profundidad, ofrece un visionado rápido para pasar el rato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.